viernes, 2 de octubre de 2015

El de Murcia... ¡era yo! (un mes de blog y experiencias - parte 2 y última)

 

Os decía en mi entrada de ayer que, en un solo mes, he aprendido muchísimo. Gracias a consejos y tutoriales, se como decorar el blog, insertar imágenes, animaciones, o crear un formulario de contacto… hasta poner el contador de visitas o de banderitas. Y no sólo lo he hecho para mí, si no también para tres personas más. ¡Me he vuelto toda una experta!

Lo de ver las visitas que recibes a diario me fascina, eso de saber desde dónde me han visto y cuanta gente se ha dejado caer por el blog me hace mucha ilusión. Resulta infantil, pero ¡que me cuelguen si soy la única a la que le pasa! 

Cuando lo instalé visitaba la página del contador a diario, comprobando sobre todo si había alguien “en línea”. Los primeros días creí que tenía un “admirador”, alguien que pasaba conectado casi tanto tiempo como yo y que seguía con avidez mis entradas. Y es que por imaginar que no quede. Le di una identidad a mi visitante asiduo, y aunque sólo sabía que era de Murcia, lo imaginé con todos sus detalles: me recordaba algo a mi padre, aunque solo un poco. En mi cabecita loca este murciano tenía unos sesenta y cinco o setenta años, pelo entrecano y gafas de media luna. Se sentaba de noche ante su ordenador para seguir mis publicaciones, acompañado de una taza de café. Y al leerme, se reía conmigo de mis ocurrencias y se emocionaba en los momentos justos.  Ya os digo, por imaginar…

Sin embargo, me parecía demasiado irreal. Quiero decir ¿qué posibilidades hay de que siempre aparezca la misma persona cuando miras el contador? Haciendo un terrible esfuerzo bajé la cabeza de las nubes –que, para mi desgracia, es el lugar donde más cómoda se encuentra – y pensé. Pensé e investigué. Y descubrí con sorpresa, y mucha, mucha risa que la geolocalización no es del todo exacta y que era mi propia IP la que veía a diario cuando me conectaba, así que el de Murcia… ¡¡¡el de Murcia era yo!!!

Aún me estoy riendo, y también lo hacen aquellos a quienes se lo cuento.
 

 
 
                                                                                             Feliz día a tod@s

6 comentarios:

  1. Jajajaja, el murciano...yo más bien me le imagino comiéndose un tomate mientras te leía.. porque te gustan los tomates, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿¿¿Gustarme??? ¿¿¿Gustarme??? ¡¡¡Me chiflan los tomates!!! Es lo que más me gusta del mundo (luego los churros con Coca-Cola)

      Eliminar
  2. jajaj que bueno me has echo reir,pero mientras descubrías quien era y no y lo entretenida y divertida que estabas?
    Te has vuelto experta, pues querida amiga me tienes que dar clases particulares que yo tb quiero, poner banderitas y demás, que si se puede ayudar tb queiro saber hacerlo en un momento dado.
    Gracias por ser como eres tan genial y escribir y relatar tan bien. muacks tere

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Tere. Cuando quieras nos ponemos a ello... a ver si a ti también te visita algún murciano. jajaja

      Eliminar
  3. Genia..! porque sos autodidacta... y eso te hace sonreír con las cosas que puedes aprender tú solita, no hay nada mejor!

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego!!! Muchas gracias por leer y por comentar

      Eliminar

Muchas gracias por dedicarme tu tiempo. Me encantaría que dejaras un comentario, una huella de tu paso por mi pequeño mundo, al que eres bienvenido.