miércoles, 17 de febrero de 2016

Sin palabras (microrrelato)


Sin palabras
            Apuré el paso al escuchar las doce campanadas en el reloj de Santa María. Estaba cerca de casa, pero no lo suficiente para relajarme. Llegaba tarde, muy tarde. Martín siempre suele irse a la cama antes de la medianoche y estaba convencida de que le molestaría no encontrarme a su lado. Nunca he soportado sus miradas de reproche, son más elocuentes que sus palabras. Aún así,  el riesgo había merecido la pena. Mientras recorría a toda prisa las pocas calles que me separaban de mi hogar me sentía como la mismísima Cenicienta, aunque sin el vestido de fiesta y los zapatos de cristal.
            La cita había resultado perfecta ¡tan romántica! Habíamos quedado en el parque a las nueve y media, hora en que empieza el programa favorito de Martín. En cuanto se pone delante de la tele el mundo se le desdibuja y hasta parecen molestarle mis mimos, así que no fue difícil desaparecer. Cuando llegué al jardín, Rudi me estaba esperando, soberbio con su cabello rubio brillando bajo la luz de las farolas y sus ojos verdes llenos de deseo. Es tan apasionado como yo, de eso no hay duda, somos auténticas almas gemelas.
            Tengo la convicción de que las cosas divertidas están hechas para no durar. Siempre sucede así. El tiempo que Rudi y yo pasamos juntos transcurrió tan deprisa… y, sin embargo, otros momentos parecen durar toda una vida, como la condenada carrera a casa que se me hizo eterna.
             Llegué agotada, temblando por el esfuerzo. Entré con sigilo y me acerqué al salón. La tele aún permanecía encendida y él estaba hecho un ovillo en el sofá. Al verle allí encogido sentí unos remordimientos terribles, me inspiró una profunda ternura encontrarle tan indefenso, como si fuera un niño, y me di cuenta de lo mucho que le quiero.
            Sin pensarlo dos veces tomé carrerilla, salté en su regazo y le llené la cara de lametones.
            ─ ¡Gata loca! ¡Me vas a depilar las cejas! ─ gritó mientras me alzaba en brazos para separarme de él. Supe de inmediato, por el tono y por su media sonrisa, que no estaba enfadado conmigo. No le hicieron falta palabras: también en sus ojos podía leerse mucho amor.
Imagen de la red. La eliminaré del blog si el autor lo solicita
 

78 comentarios:

  1. Me ha encantado Chari!!!!! El final es muy inesperado proque has sabido mantener la sorpresa de principio a fin. Me encanta.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste, Gema. Un beso enorme

      Eliminar
  2. Efectivamente, las cosas divertidas no están hechas para durar. Lo que sucede es que, a veces, la diversión no es compatible con otras cosas más serias y trae dolores de cabeza, y no sólo a los físicos me refiero.
    ¡Genial, Chari! Lo has contado con la tensión necesaria para mantener en vilo al lector.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haber conseguido mi objetivo, Chelo. Me ha encantado compartir este relato con vosotros. Mil besos

      Eliminar
    2. Es genial!! eres genial y el relato más aún, la forma en que lo narras y el desenlace esperado que de repente... genial...y una sonrisa...
      ¿Por qué nos has dejado? si escribes genial, y el manejo se cogé rápido...Bueno, me gustaba tenerte allí.

      Eliminar
    3. Hola, Marijose. Me alegra muchísimo que te haya gustado.
      Si me fui de "El poder de las letras" es porque no me llega el tiempo para todo, y menos si tengo que aprender a manejar Wordpress que me resulta complicado. Pero sigo participando en Edupsique, que es una comunidad a la que le tengo muchísimo cariño, y allí compartiré lo que ponga en el blog. Nos vamos a seguir viendo por todas partes, tranquila, jeje. Mil besos

      Eliminar
  3. Hola: un relato precioso sobre lo subjetivo que es el tiempo. Cuando estamos felices el tiempo vuela... Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, y cuando lo pasamos mal... ¡¡¡qué largo se hace!!! Me alegra que te guste. Un beso enorme

      Eliminar
  4. Cómo me has engañado, Chari! Hasta el último párrafo creí que hablabas de una infidelidad. Está genial, este relato es muy bueno, sí señora.
    Enhorabuena.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, ese era el propósito, me alegra haberlo conseguido. Mil besos, Kirke

      Eliminar
  5. El final me ha pillado totalmente desprevenida, Chari. ¡Muy bueno y muy original! :)

    La verdad es que hay "infidelidades" mucho más fáciles de comprender y perdonar que otras, ji, ji. Un relato estupendo, enhorabuena :D

    Besitos y buen día!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso, es una infidelidad que se comprende y hasta se perdona, jeje. Me alegra que te haya gustado, Julia. Un beso enorme

      Eliminar
  6. Qué bonito, cuánto ...a m o r !
    Me ha encantado niña.
    Te sonrío con el Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amor gatuno pero amor al fin y al cabo. Me alegra que te haya gustado. Mil besos, amiga

      Eliminar
  7. ¡Qué genial final!. No me lo esperaba para nada!. Muy bueno!. Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Qué bien!! Entonces he conseguido lo que me proponía. Me alegra que te guste. Un beso enorme, Eva

      Eliminar
  8. Precioso micro que habla del amor incondicional y la fidelidad. Seguramente el amor que sentía la gatita por su dueño no lo cambiaba por nada. Nosotros deberíamos aprender mucho de los animales. Me ha encantado y también ese final sorpresa que desentraña una enseñanza muy valiosa, que no importa la condición para amar, y que sus manifestaciones en los hechos son un criterio de verdad.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al principio le tentaba la aventura, pero luego... todo vuelve a su cauce. Me ha gustado poder darle ese giro, y que transmita ese amor y algo de risa. Un beso enorme, Marisa

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Gracias, me alegra que te guste. Un beso enorme, Mercedes

      Eliminar
  10. Final inesperado, muy bien llevado. Me ha gustado mucho Chari!!

    Besos Mafar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mafar, me ha gustado dar ese giro al final. Y me alegra que os guste a vosotros. Mil besos

      Eliminar
  11. Grandioso Chari, nos haces imaginar de manera distinta hasta conocer el final inesperado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por el comentario, Xavier, no sabes lo que me satisface ver que he conseguido lo que me había propuesto y que lo habéis disfrutado. Un beso enorme

      Eliminar
  12. Es muy pero que muy bueno, y hasta el final no he acertado que era un lindo gatito, enhorabuena que eres una crack. un beso enorme. TERE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, un lindo gatito!!! Pues sí, es lo bonito de la historia: un giro, y mucho cariño entre felino y humano. Me encanta que os guste. Mil besos

      Eliminar
  13. !Felicitaciones, Chari! Muy bien logrado el microrrelato, el manejo de la tensión, la brevedad y precisión del suceso, la sorpresa, la doble significación del título, en fin que ya me dejaste sin palabras. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, para estar sin palabras me has hecho un comentario precioso y preciso. Mil besos, María Eugenia

      Eliminar
  14. Valió la pena correr aquel riesgo y pasar aquel tiempo con Rudi:"todo un sueño hecho realidad", un tiempo sin reloj pero que transcurrió muy deprisa, como esos instantes fugaces de "eterna felicidad".
    El final que le has dado, Chari, también me ha parecido muy tierno y sorprendente.
    Muchos besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi lo que más me gusta es el final, los finales felices me enamoran, y en este caso he hecho que a la gatita todo le salga bien y que al final vuelva con su "auténtico" amor.
      Un beso enorme, Estrella

      Eliminar
  15. Buen relato. Una infidelidad a toda regla, y el ni se enteró. Un abrazo Chari

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la gatita tuvo esa noche una dosis de buena suerte :)
      Mil besos, Mamen

      Eliminar
  16. Ese fue un gran micro, Chari! El narrador fue bien formada y el final llegó como un muñeco en la caja! Lo has hecho bien y gracias por compartir.

    That was a great micro, Chari! The narration was tightly formed and the ending came like a jack-in-the-box! You have done well and thank you for sharing!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, Paula, yo creo que lo divertido del cuento está en el final, y lo habéis apreciado todos. ¡Gracias!
      Un beso enorme, querida amiga

      Eliminar
  17. Me ha encantado, pensé una cosa para que luego fuera algo distinto, sin palabras me quedé pero con una sonrisa de oreja a oreja. Un besazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas sonrisas son mi premio. Muchas gracias, Mariola, mil besos

      Eliminar
  18. Me ha encantado, Chari. Es súper tierno yn bonito. Te doy un consejillo que sé que no me has pedido... Después de jardín pon una coma porque parece que es el jardín quien se llama Rudi. Espero no haberte molestado. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, no me molesta en absoluto. ¿Sabes que puse la coma y luego la quité porque la veía de más? Esto de escribir de noche tiene lo suyo... Muchas gracias por el aviso, ahora mismo lo corrijo.
      Y mil gracias por el comentario. Me alegra que te haya gustado. Un beso enorme, Sue

      Eliminar
  19. Què hermoso. Què fidelidad la de esta gata, un final estupendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fidelidad y una suerte que no veas, se larga y no la pillan, jeje. Me alegra que te haya gustado, Arethusa. Mil besos

      Eliminar
  20. No estaba esperando cómo terminó. Pensé que sin duda se trataba de alguien engañando a su marido hasta el final. Eso es un final feliz. Me encantan las historias con buenos giros en ellos. Yo usar para encanta escribir historias con giros en ellos. Muchas gracias por compartir querida amiga. Tener una tarde maravillosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las historias con giros al final me encantan, y también intento escribir algunas que tengan esa "vuelta de tuerca". Me alegra que te haya gustado, Cindy, un beso enorme.

      Eliminar
  21. Tiene uno de esos finales "adorables", donde a pesar de que el hombre le ha hecho la cobra, la gata se ha dado cuenta de que puede amar a esa persona y seguir viendo a ese gato si vuelve a tener ocasión. ¡Un gatuno saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Vaya!! Yo no había caído en que podía seguir viendo a Rudi... no, si al final la gata va a ser más suertuda de lo que yo pensaba, jajaja. Un beso enorme, JC

      Eliminar
  22. No sé hasta cuántas palabras se considere un micro, pero este relato me ha gustado mucho. Será que nos has engañado a todos o sólo yo soy el malpensado, jjajaja.
    Un abrazo Chary.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noooo, os engañé a todos, jajaja. Ese era el reto, lo divertido del relato. Me alegra que lo hayáis disfrutado.
      Mil besos, Gildardo

      Eliminar
  23. Hola Chari, qué bueno, depilar las ceja, y tanto, quién tiene un felino lo sabe a mi el mio le saca brillo a mi nariz. Bueno es un detalle, me ha divertido mucho, la fi-delidad de una fe-lina. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, fidelidad la justa, jajaja. Mejor, arrepentimiento. Y amor, mucho amor.
      Un beso enorme, Emerencia

      Eliminar
  24. Misterioso, romántico en fondo y muy divertido. Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Noe, me alegra que te haya gustado. Mil besos

      Eliminar
  25. Qué bonito, Chari!! Sobre todo para los que tenemos gato. Es muy lindo ver en palabras los sentimientos que uno cree que puede sentir su animalito. Mi marido está convencido de que nos quiere, casi a la manera humana (como la gata de tu relato), yo, más pragmática, siempre le digo "nos quiere a su manera". Lo que no sé es cuál es esa manera.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que es cierto que nos quieren "a su manera". Son muy suyos, los gatos, mucho más independientes que los perros. Mi tía solía decir que los gatos aman la casa, pero yo creo que hay más, solo que tienen mucho más carácter que los perritos. Pero nos quieren, eso seguro.
      Un beso enorme, Rosa

      Eliminar
  26. Felicidades, Chari! Una narración perfecta, emocionante hasta el final y muy tierna. Me encantó!
    Besos, preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Eva, me alegro mucho de que te haya gustado el relato y también haberos sorprendido. Mil besos

      Eliminar
  27. "Tengo la convicción de que las cosas divertidas están hechas para no durar". No podría estar más de acuerdo con estas palabras. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí? ¡¡Nos ha salido filosófica la gatita, jeje!!
      Me alegra que te guste, Ana. Muchas gracias por visitarme y por tu amable comentario. Besos

      Eliminar
  28. Un relato de los que a mi me gustan con sorpresa final, de los que pareces hablar sobre algo y después saltas como gata loca al lado opuesto.je,je.
    ¡Me encantó!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta de vez en cuando ponerme "a prueba" con relatos de este tipo, porque no los encuentro sencillos de elaborar. Me alegra muchísimo que te guste, Francisco. Mil besos

      Eliminar
  29. ¡Hola Chari! Enhorabuena. Muy logrado. Lo cierto es que estaba enfadando línea a línea junto con los remordimientos del protagonista. Pero el final es maravilloso.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una buena chica (o gata, mejor dicho) después de todo. Y recuerda que, salvo honrosas excepciones, a mi me encantan los finales felices. Mira si no el de la cucaracha, jajaja.
      Mil besos, Macarena

      Eliminar
  30. Después de todo el amor alcanza para todos, para que amargarnos la vida.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, y después de todo, hasta la gatita tiene su corazoncito y vuelve con el amo, jeje. Un beso, Rafael, gracias por tu comentario

      Eliminar
  31. Me encantó, muy bueno!!
    Escrito con gran ritmo, apenas nos estamos haciendo conjeturas cuando nos sorprende el buenísimo final :)
    Abrazos querida Chari!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que el final haya conseguido sorprenderos a todos, es lo que trataba, eso y darle un toque de ternura. Qué bien haberlo logrado.
      Un beso enorme, Diana

      Eliminar
  32. Amor humano, amor felino. Hay lugar para los dos, sin duda.
    He tenido que llegar a mitad del relato para empezar a vislumbrar el desenlace. Me has engañado hasta medio camino, pero mientras caminaba por tus líneas he disfrutado de lo lindo. Ha sido una forma muy bella y original de mostrar esta tierna historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opino como tú, los dos amores son compatibles, creo que la gatita se dará cuenta de eso. Si se lo monta bien, saldrá a ver a Rudi cuando su amo esté durmiendo, jajaja. Me alegra que te haya parecido tierna la historia, era lo que pretendía con ese final.
      Mil besos, Josep

      Eliminar
  33. Si más de 30 personas te han dejado un comentario, no puede ser coincidencia: a todos nos ha parecido una historia muy tierna. Y lo bueno de las historias tiernas, es que enternecen también al lector, brindándonos un momento de paz, alivio. Incluso diría que levantan el ánimo! Jaja

    Como muchos tenemos mascotas, sabemos empatizar rápidamente con la "aflicción" por la que pasa la protagonista; aunque yo creo que la relación de ella con su gata es más del tipo madre-hija, abuela-nieta, un nivel afectivo más profundo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta tanto leer como escribir historias así, que dejan buen sabor de boca. Es verdad que brindan paz, y alivio, y me alegra haber conseguido eso con mi relato. Un beso enorme, Julio David

      Eliminar
  34. ¡Hola!
    me ha gustado mucho el relato jeje ;)
    una entrada muy chula.

    Que tengas un viernes estupendo,
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Arual. Muchas gracias por pasar por el blog y por tu comentario. Me alegra muchísimo que te haya gustado la historia. Un beso enorme, que tengas un genial fin de semana

      Eliminar
  35. Respuestas
    1. ¡¡Muchísimas gracias!! Me alegra de corazón que te guste lo que escribo. Un besote

      Eliminar
  36. Aunque soy más de perros, reconozco que has captado muy bien la personalidad gatuna en tu relato. Esa independencia tan característica de los felinos, no se entendería en los perros, por eso son identificados con la fidelidad. Estupendo microrrelato con el que has mantenido el suspense hasta el final. Lo bueno y breve, dos veces bueno. Chapeau, Chari!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Carmela. Me alegra que te haya gustado, tienes muchísima razón, una infidelidad como la que narro no se entendería en un perro.
      Mil besos, gracias por tu visita y por el comentario

      Eliminar
  37. Muy buen relato, con un giro ingenioso.
    Me alegra haber venido a tu blog, con tu permiso, me anoto.
    Un saludo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Humberto. Me alegra que te haya gustado el relato y que te hayas pasado por el blog. ¡¡Gracias por quedarte en él, eres bienvenido!!
      Un beso

      Eliminar
  38. Un relato corto debe tener ciertos ingredientes que no son fáciles de conseguir. En pocas lineas hay que contar un buen argumento que produzca interés rápidamente con personalidad, elegancia y sobre todo sorprender con el final o desenlace. Sin duda a este no le falta ninguna de esas pautas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu comentario, me alegra que te haya gustado. Es un auténtico placer recibir críticas como esta.
      Un beso enorme

      Eliminar

Muchas gracias por dedicarme tu tiempo. Me encantaría que dejaras un comentario, una huella de tu paso por mi pequeño mundo, al que eres bienvenido.