sábado, 21 de noviembre de 2015

De pata negra

              Mi amiga Maribel siempre estaba con la misma cantinela: ¿por qué no llevas pendientes? Repetía esta pregunta cada vez que me veía sin ellos, lo que solía suceder con demasiada frecuencia, y siempre acompañaba su insidioso examen con un suspiro y una frase sin terminar: ay, con lo bien que te sientan…
A pesar de que solía tener una excusa para darle en cada ocasión, ninguna parecía convencerla lo suficiente. Le daba igual que se me olvidaran, o que me molestasen, o que me diesen calor o que se me hubiese extraviado la rosca o simplemente que no me apeteciese ponérmelos nada más levantarme. Ella seguía preguntando el porqué. “No hay excusas para no llevar pendientes –me decía –además… te sientan tan bien… ¡ay! 
Ya no se me ocurría qué decirle, me hacía sentir fea con la frasecita de marras y, aunque lo sabía, no cesaba de soltarla, machacona. Llegué a pensar que encontraba cierta satisfacción sádica y morbosa en restregármela. La última vez que nos vimos, se repitió el numerito, pero en esta ocasión se me acabó la paciencia.

–Pero chica, ¿por qué no llevas pendientes? Ay, con lo bien que te quedan…
–Verás, Mari, es que no soy como otras. Yo no necesito marchamo para que se vea que soy de pata negra.

¿Sabéis? Hace más de año y medio que no sé nada de Maribel.

Imagen obtenida de la red, procederé a eliminarla del blog si el autor de la misma así lo solicita

34 comentarios:

  1. Jajajaj, es que a veces la gente es muy entrometida y machacona. Y cuando se es de pata negra...se es de ata negra, con o sin pendientes.
    Un besito y te confieso que yo no puedo ir sin pendientes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que sí puedes ir sin ellos, prueba y verás, jajaja. La historia es de mi invención, está basada en mí, claro. Me encantan los pendientes... pero siempre se me olvidan y para dormir los detesto. Y, no sé por qué, ayer salió esto. Me alegra que os haya hecho reír. Besos

      Eliminar
  2. Ja,ja,ja.... sabes esas amistades no son buenas... él que te quiere no intenta cambiarte, te acepta.. besitos mil... Belleza integral rebelde... Me veo en ti mucho..Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M encanta eso de "belleza integral rebelde", hubiera ido de maravilla como título. Un beso enorme, Marijose, feliz sábado.

      Eliminar
  3. Desde luego tú amiga era doña erre que erre, vaya machaqueo con los pendientes, creo que los pendientes se los pone uno cuando le apetece y punto. Ya ten contaré porque no se si lo he hecho, la lata que le dimos mi hermana y yo a mi padre para que nos pusieramos pendientes, hasta las once años no los lleve de modo que para que veas. un beso enorme y espero que la próxima vez que veas a tú amiga no te diga otra vez lo mismo. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es todo ficción, Maribel no existe, son cosas que se me pasan por la cabeza -Dios sabrá porqué- y salen así... pero me alegro de haberlo hecho tan creíble, Un besote

      Eliminar
  4. Jajajajaajajaaj, Chari. Me ha encantado el post. Te entiendo perfectamente, sabes que... tengo una "amiga" que siempre que me ve, me pregunta lo mismo!! Y es que yo... No soy de pendientes, me los quito por las noches, se me olvidan por las mañanas, los tiro de la mesita se noche al suelo, los pierdo, los encuentro... Ahhh! Al final, paso de los pendientes.
    Ya sé qué puedo responderle... Jajaj
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo me pasa a mi, que los detesto de noche y me los quito, y luego o los pierdo o se me olvidan... y paso de ellos. La historia no es real, claro, así que cuidadito con lo que le dices a tu amiga, ¿eh? No sea que se mosquee como la de mi relato, jajaja. Besos, Alicia

      Eliminar
  5. Jajajajajajaja El problema es que siempre hay quien se mete en la vida de otros sin conocer sus razones. Muy bien contestado Chary!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que todo es ficción, en la vida "real" no soy tan categórica, aunque bueno, todo está por ver. Me alegra que te haya hecho reír, un beso grande, Macarena

      Eliminar
  6. Jejeje! I found your story so good in that it ends with what can be called "the perfect squelch," or also "putting the best cork in that bottle!" There was a fellow I worked with many years ago who had a motor scooter that he wanted to sell, and he envisioned me riding through town upon it. Every time I saw him I would politely decline his offer because I did not want to upset a colleague. This continued until I told him that he could park his scooter where the sun does not shine and talk about something else. I have yet to ride on a scooter and that was 30 years ago! Kisses for you and have a fun weekend, Chari!
















    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, tu respuesta fue mejor que la de mi protagonista, Paula. Tu colega debió quedarse "a cuadros", jajaja- Un beso enorme, gracias por tus comentarios siempre divertidos, amenos e inteligentes. Besos

      Eliminar
  7. Jajajajjaja qué raro que Maribel ande perdida del mapa!! Me parece una respuesta esplédida dada la falta de tacto de la tal Maribel. Una quiere ser buena, una quiere ser paciente, pero no la dejan!! :P

    Buenísimo el relato, Chari. Siempre consigues llevarnos adonde quieres con unos pocos renglones :)

    Un beso enorme y feliz tarde de sábado!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Julia, me alegra poder haceros llegar mis escritos, dicen mucho de mí. Tus palabras de acogida me conmueven.
      Un beso enorme, amiga

      Eliminar
  8. muy buena publicacion chari felicitaciones amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana María, me alegra que te haya gustado. Un beso, amiga

      Eliminar
  9. Hola querido amigo. No he usado
    aretes desde hace cinco años ahora. Tuve una infección de oído y tuvo que dejar de usarlos. Cuando fui a ponerlos de nuevo, los agujeros se habían curado y nunca se molestó en obtener agujeros poner de nuevo. En cuanto a la gente como tu amiga Maribel, he tenido unos cuantos en mi vida, pero yo les enviamos mucho la misma manera que lo hizo Maribel. Bueno, eso pertenece al pasado. Tengo bastantes amigos reales de las que preocuparse que ese ellos hacer no salir alguna hora
    En Poco Tiempo.
    Usted es el mejor, sólo sigue siendo el mejor que usted, usted puede estar. {:o)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, aquí se dice: " a enemigo que huye, puente de plata". No puede estar más claro, verdad?? Besitos, Cindy, y no cambies nunca

      Eliminar
  10. Me ha hecho mucha gracia Chari, este personaje imaginario que has bautizado como Maribel.. ¡Ayyy Maribe, Maribel quien te mira y quien te ve sin haberte puesto hoy los pendientes! je,je,je,jeee
    Besos y ¡feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, si, quién te mira y quién te ve... Se quedó compuesta y sin amiga. Un beso enorme y feliz domingo

      Eliminar
  11. Los pendientes siempre le han interesado a las que están pendientes (de lo que no deben). Chari 10- Maribel 0. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenísima la frase, la podía haber puesto al final del relato. Quedaría genial, José. Gracias por pasarte y por comentar, que tengas un maravilloso domingo

      Eliminar
  12. Jijiji, me río porque yo tampoco los llevo. Deje de llevarlos cuando tuve a mi primera hija y se enganchaba en ellos. Más adelante ya no los llevo porque los que tengo son todos muy largo y grandes y ya no me apetecen. Me compré pequeños, pero sigo sin ponérmelos. Y tengo que escuchar la pregunta machacona de porque no llevo pendientes.
    Ahora que te voy a copiar tu respuesta. Jejeje.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí pero cuidadito a quien se la dices no sea que te pase como con Maribel que puso tierra de por medio, jajaja. Un beso, María, cuídate.

      Eliminar
  13. Yo también me quito los pendientes para dormir pero creo que es lo primero que me pongo antes de salir de casa y es que me siento rara si no los llevo; una manía que me tiene sojuzgada.
    En mi descargo diré que no me meto con ninguna amiga que no los lleve. Allá cada una cómo muestra sus orejas ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo antes también hacía eso, pero ahora se me olvida, o me molestan. Me he vuelto muy comodona con la edad, qué le voy a hacer... y mira que me gustan los pendientes, pero no hay manera. ¡¡¡resignación!!! Un beso, Kirke

      Eliminar
  14. Señal de que esa amistad no valía la pena.... Hay que respetar a cada uno como es.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, pero mira que nos cuesta a todos... un beso grande, mil gracias por leer y comentar

      Eliminar
  15. Está claro, solo la quería por su pendientes jajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síii, menuda amiga estaba hecha, jajajaj. Besos, Suni

      Eliminar
  16. Muy buena respuesta, claro que sí!!!
    Ay si es que hay personas un poquito crueles que disfrutan del mal ajeno... (en este caso a pequeña escala)
    ¿Pero por qué razón?
    Muchos besos Chari, :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, hay gente así. Yo creo que una respuesta como esta es lo único que puedes hacer, es una conducta que resulta incomprensible.
      Mil besos, Irene, gracias por venir

      Eliminar
  17. Yo no me quito los pendientes para nada, pero si te soy sincera; no me doy cuenta de quien lleva o quien no. Creo que a partir de ahora me voy a fijar. ¡Qué pesadica la Maribel, oye!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo en la cama no puedo con los pendientes, me molestan un montón, pero me pasa como a ti, que no me fijo quien los lleva o quien no. Un beso, Sue

      Eliminar

Muchas gracias por dedicarme tu tiempo. Me encantaría que dejaras un comentario, una huella de tu paso por mi pequeño mundo, al que eres bienvenido.