martes, 12 de enero de 2016

Con dedicatoria...


Estaba un poco perdida y les pregunté desde mi escritorio, sin volverme siquiera a mirarles: “¿De qué escribo hoy en el blog?” No suelo pedirles ayuda, pero creía que se me habían acabado las ideas y ellos podrían echarme un cable… pero hubiera sido preferible que permaneciera callada (claro que si uno supiera cómo van a salir las cosas antes de hacerlas nadie cometería errores, ¿verdad?)
¿Sobre qué escribo? –repetí –  y nada más pronunciar esas palabras tuve la sensación de que había soltado una bomba, porque hasta ese momento todos estaban en silencio, supongo que algo aburridos y meditabundos, y de pronto se pusieron a gritar y gesticular para llamar mi atención.
No había forma de entender nada, las voces se entremezclaban formando frases sin sentido. Algunos, en su afán de superar al resto, trataban de tapar la boca a aquellos que tenían al lado.
–¡¡Habla de los sueños!! – gritaban.
–¡¡No, no!! – voceaban desde detrás – menudo rollo. ¡¡Mejor de las hadas!!
–¡¡Aventuras!! –exigió otra voz.
Películas, chuches, piratas, monstruos, libros, romances… todos querían imponer su tema favorito y yo empezaba a enfadarme porque no conseguía mantener el orden. Nunca he tenido demasiada paciencia, lo confieso, pero ellos estaban acabando con la poca que me quedaba. Respiré hondo una, dos veces… la barahúnda iba en aumento y entonces, sin poder evitarlo, un grito salió de lo más profundo de mi garganta:  
                                                –¡¡¡SILEEEEEENCIO!!!
El estruendo cesó  y la calma extendió como un pesado manto sobre ellos. O como una ducha de agua fría: algunos aún tenían la boca abierta; otros, cerrada por la mano de algún compañero, pero la mayoría había agachado la cabeza, como reconociendo que se habían pasado mil pueblos y que se habían merecido la bronca que les aguardaba.
Verles así, tan contritos y modosos, me llenó de ternura. Les prometí que, si dejaban de armar jaleo, les mencionaría a todos en mi entrada de hoy. He de reconocer que se portaron de maravilla así que, cumpliendo mi promesa, dedico este post con todo cariño a los personajes de mis relatos. Ellos me cuentan su historia para que yo os la transmita a vosotros, me revelan sus secretos y comparten su magia, me han acompañado desde muy niña y me han permitido, a través de ellos, hacer realidad mis sueños (aunque sea sobre el papel). Y a veces, cuando estoy colapsada y no sé de qué hablar, hasta se descontrolan para proporcionarme tema para un relato. Es de justicia, pues, que se lo brinde.
 
               Imagen de la red. Procederé a eliminarla del blog si el autor de la misma lo solicita.

44 comentarios:

  1. Jijiji estos personajes a veces se descontrolan y hay que meterlos en vereda.
    Me ha encantado.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que se descontrolan, a veces hasta exigen cosas... pero se les coge tanto cariño, jeje.
      Un beso enorme, María, me alegra que te haya gustado

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas gracias, Francisco. Un beso también para ti.

      Eliminar
  3. Merecido homenaje y también deberías dedicarle otro a la madre de todos esos personajes: tu imaginación.
    Un beso, Chari.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada cosa que escribo es un homenaje a mi imaginación, pero me ha apetecido hacer una entrada algo especial dedicada a esos seres que la pueblan.
      Un beso enorme, Kirke

      Eliminar
  4. Buenos Día Chari muy buena entrada, deja que tu niña interior haga travesuras , con tu niña interior escribir de los temas que quieras , eres muy buena escribiendo gracias por traer estas maravillas feliz semana saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra poder compartir este mundo interior mío con vosotros, Isidro, con gente que entiende lo que siento y me deja "ser yo misma" y me aprecia por ello.
      Un beso enorme y que tengas una genial semana

      Eliminar
  5. Por supuesto los personajes que salen de nuestra maravillosa imaginación, los lugares o las personas que lo hacen posible, esos desde luego siempre se merecen un reconocimiento, esta muy bien. un beso enorme. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo hasta nombres de personajes de cuentos que escribí siendo niña y que ya no conservo. Su historia, su forma de ser, su aspecto... se ha quedado en mi mente y, de vez en cuando, me gusta recordarlos como hoy, en forma de homenaje.
      Me alegra que te haya gustado, Tere. Mil besos

      Eliminar
  6. Me haces se testigo de como tus personajes te ayudan a escribir. Me gustaría poco a apoco conocer a esos personajes. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aparecen en algunos de los relatos que os voy mostrando, otros son de cuentos antiguos que ni siquiera conservo... pero forman parte de mi y me ha parecido agradable hacerles este pequeño homenaje. Me alegra que te guste. Un beso grande

      Eliminar
  7. Ayyyyyy qué bonito Chari, me encanta. Con lo que ellos nos dan y qué pronto los olvidamos nosotros. Un besito para ti y para todos los personajes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que nos dan mucho, y a veces hasta piden cosas también (por lo menos a mí). Más de uno se me ha quejado de que no le gustaba algo y yo lo he cambiado, jeje, es una gozada hacer de "Dios" aunque sea con personajes imaginarios.
      Un beso enorme, Gema

      Eliminar
  8. Hola Chari, genial, y son tantos y se lo merecen y mira tú por donde que yo andaba liada cambiándole la historia a otro personaje y al cuento de otro autor. Ya ves como son las cosas, aunque creo que Caperucita en el fondo me lo agradecerá jaja, un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me apetecía escribir algo sobre y para ellos, es cierto que lo merecen. Yo también cambié la historia de Caperucita para un relato de Halloween, ahora mismo me asomo a tu blog para ver el tuyo.
      Un beso enorme

      Eliminar
  9. Jejeje le da las gracias por compartir entrada esta querida amiga Chari. De nuevo, esto me indica que pensamos parecidos. La mayoría de los personajes que se han manifestado en mis historias, ya sea aún residen en mi blog, y, como ya he mencionado muchas veces antes, debajo de mi cama. Pensé en esa idea de cuando era un niño. Yo solía pensar que monstruo vivía debajo de mi cama. Una vez que crecí, me desterrado el las monstruo y lo reemplacé con mi amigo imaginario y criaturas. Lo más gracioso es que nadie mater cuántos amigos imaginarios yo acumulo, todavía hay espacio debajo de la cama para ellos. Supongo imaginaria no toma mucho espacio. Muchas gracias por compartir esta entrada interesante querido amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario es tan interesante y curioso como mi entrada, Cindy. Me gusta compartir contigo el amor por la magia y ver que tenemos tantas cosas en común. Yo también sigo teniendo mucho espacio para los amigos imaginarios y personajes de mis historias. Un beso enorme

      Eliminar
    2. Echa un vistazo a mi blog para hoy, he empezado a compartir acerca de mi infancia {:o)

      Eliminar
    3. Lo he hecho y me ha encantado tu anécdota con Helen. Un beso, Cindy, me ha encantado leerte

      Eliminar
  10. Los duendes de la imaginación y son eternos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eternos y alborotadores, en mi caso, pero... ¡¡¡mira que se les coge cariño!!! Muchas gracias por tu comentario, Miriam. Un beso

      Eliminar
  11. Prefiero a unos personajes alborotadores y ruidosos que a los que no dicen nada, no hacen nada, no inspiran nada, no proponen nada... ¡qué suerte tienes, Chari! :)

    Es un bonito homenaje el que les haces hoy, y quizás los demás debiéramos imitarte, que ya se sabe que hay que ser agradecidos. Al fin y al cabo sin ellos no habría historias.

    Original y divertido tu post de hoy, como siempre.

    Un besito para tí y para tus protas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo también los prefiero así que cuando están callados y no hacen nada, oírlos pedir historias es mucho más divertido.
      Un besote, Julia

      Eliminar
  12. Chari, it is true! Inside of every writer is an entire troupe of crazies waiting to see the light of day! The problem is not to have them. The problem is to have them and to keep them making all of that noise so that your pen never runs dry of ideas! Thank you for a well-conceived and executed entry!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tus siempre generosos comentarios. Es verdad que es una alegría cuando tienes historias que contar, personajes que compartir y cuando te "exigen" que escribas... es una sensación maravillosa.
      Un beso enorme, Paula

      Eliminar
  13. Te sacaron del apuro y al final te inspiraron, jajajaja son monísimos y me alegro que les prestaras esa clase de atención con la que hoy nos ha hecho sonreír.
    ¡Muy bueno Chari!
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que me sacaron del apuro, de verdad. ¡¡¡como para no dedicarles la entrada!!! Me alegra que te haya gustado, Mila. Mil besos

      Eliminar
  14. Si no fuera por los sueños, las hadas, los chistes, las pelis... ¿Qué sería de nuestros relatos? Ya lo dijo Joan Manuel Serrat "Pero las musas han ´pasao´de mí. Andarán de vacaciones".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que mis musas no se vayan de vacaciones, y que me sigan visitando al menos durante el rato que dedico a escribir mis entradas :)
      Un beso enorme, Macarena

      Eliminar
  15. jajaja me encanta la dedicatoria, espero que te sigan dando la tabarra durante mucho mucho tiempo!!Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo también, Elena, estar inspirado es una sensación maravillosa. Me alegra que te haya gustado. Un beso

      Eliminar
  16. Es genial que estén ahí por si acaso los necesitas, que si gritan un poco es por la emoción o la ansiedad de volver a protagonizar una historia tuya. Pero ellos te deben más que tú a ellos.
    Un gran abrazo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también les grito a veces: ¡¡¡Ayudaaaa!!! Así que no me puedo quejar si en ocasiones me dan la lata porque a veces, como hoy, me sacan del apuro. Un beso enorme, Gildardo

      Eliminar
  17. Un precioso homenaje a los mundos interiores y al poder de la imaginación. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Carlos, me alegra mucho que me pequeña dedicatoria te haya gustado. Un beso

      Eliminar
  18. Un más que merecido y precioso homenaje, Chari.

    Un beso grande para ti y otro para ellos ;)!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Fer, si que es cierto que se merecen un homenaje. Y sobre todo hoy que me han ayudado tanto, jeje. Un beso enorme

      Eliminar
  19. Déjalos correr por tu imaginación y por tus palabras, seguro que salimos ganando nosotros, o por lo menos es lo que estamos esperando. Un beso, guapísima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer dejarlos "salir" para vosotros, Elisenda. Muchísimas gracias por tu comentario y mil besos

      Eliminar
  20. Me ha encantado. Los que me acompañan a mí, desde niña, suelen ser demasiado desobedientes... quieren hacer y deshacer a su antojo, pero siempre me son fieles y los quiero taaanto...
    Qué chulo! Besos para ti y para todos ellos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se les coge un cariño enorme, de verdad, y siempre te acompañan. Yo recuerdo a personajes cuyos relatos, por desgracia, no conservo. Son parte de mi.
      Me alegra que te haya gustado, Eva, un beso enorme

      Eliminar
  21. Arman jaleillo pero... qué haríamos sin ellos?
    Me ha gustado mucho esta dedicatoria.
    Besotes para todos vosotros!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. ¿Estás preparada? Todos mis personajes (y yo) te mandamos besos... ¡¡¡y son muchíiiiismos!!!

      Eliminar

Muchas gracias por dedicarme tu tiempo. Me encantaría que dejaras un comentario, una huella de tu paso por mi pequeño mundo, al que eres bienvenido.