miércoles, 9 de diciembre de 2015

¡¡Menudo sueño!!


¿No os ha pasado que, cuando tenéis un sueño realmente absurdo o grotesco, es cuando lo evocáis con más detalle? No suelo recordar mis sueños, pero cuando lo hago es divertido, porque son auténticas películas. En technicolor, o en HD, que suena más moderno. El de hoy ha sido surrealista como una de Buñuel, aunque me ha permitido disfrutar de la compañía “onírica” de mi amiga Anna y eso me ha gustado mucho.
Habíamos ido a comprar a un macrocentro comercial gigantesco (que, obviamente, no existe en mi ciudad). Tenía que encontrar una bombilla para mi lámpara de techo, y llevaba en las manos la que se había fundido, que era del tamaño de una sandía grande (se nota que me gusta la luz, ¿a que sí?) Mi amiga empujaba el carrito, que pesaba un montón a pesar de que sólo llevábamos dentro dos pequeñas lamparitas que Anna había encontrado para su dormitorio. Nos costaba girar en las esquinas, y en una de ellas nuestro carro chocó con el de una señora que dio un traspiés y acabó haciendo estallar una pila de botes de mermelada que tenía a su espalda, manchando todo lo que le quedaba cerca, incluyéndonos a nosotras.
Después de soportar sus insultos y aguantar que nos echara la culpa de todo lo que había pasado, decidimos ir al  aseo para recomponernos un poco, pero para no cruzarnos con la mujer fuimos al de la segunda planta. Para llegar hasta allí teníamos que subir por una rampa empinadísima, al final de la cual había un ascensor. Cuando vimos que éste se acercaba, tomamos carrerilla, empujamos el carrito y llegamos a lo alto de la pendiente justo en el momento en que empezaban a abrirse las puertas. En el momento de pulsar el botón, observamos que alguien más llegaba a la rampa: era la mujer de la mermelada, que parecía perseguirnos. Por suerte para nosotras, ya estábamos subiendo y no pudo pillarnos.
Después de lavarnos un poco, volvimos al ascensor y descubrimos que la señora seguía esperándonos en el  mismo sitio y que tomaba carrerilla para alcanzarnos, pero Anna y yo saltamos al carrito (con una agilidad que, al menos yo, sólo he conocido en sueños) y nos deslizamos por la rampa como si fuésemos en trineo mientras le lanzamos tomates a nuestra enemiga al más puro estilo de Buñol.
Cuando uno de ellos le ha acertado en plena cara, me han despertado mis carcajadas.

                                            Dibujo tomado de la red. Si el autor lo solicita procederé a eliminarlo del blog.

40 comentarios:

  1. ¡Hay que ver, Chari! Tú lo has dicho, como la tomatina de Buñol. Es curioso lo de recordar tantos detalles en ocasiones y en otras no recordar nada. Siempre me ha creado curiosidad el tema.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad. Y eso que este no es uno de mis sueños más rebuscados, hay algunos que ni Freud hubiera podido analizarlos. Un beso, Chelo

      Eliminar
  2. Madre mía que sueño!!!! A lo mejor es una señal, si se te funde una bombilla compra otra en los chinos, no vayas a un centro comercial, jajajaja. Y desde luego aléjate de los tarros de mermelada.
    Un besito y feliz miércoles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te haré caso... ¡¡por la cuenta que me trae!! Jajaja... aunque si me voy a reír tanto como en el sueño, a lo mejor me compensa. Un beso, Gema

      Eliminar
  3. No voy a jugar a psicoanalista aunque obviamente deben de haber símbolos oníricos tanto en la situación como en los objetos. Y sobe todo en la señora que se os aparecía por todas partes cuando queríais evitarla. Lo que sí observo es el "realismo" del sueño. Es decir, dentro de lo absurdo de la situación, tiene un discurrir lógico. Los míos son mucho más rocambolescos, van para nota y para poner a prueba al mismísimo Freud, jaja
    Una narración muy divertida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi sueño es curioso y, sobre todo lo que me ha gustado a sido el despertar, me ha puesto de muy buen humor. Pero tengo otros sueños mucho más rocambolescos. Ya os contaré alguno. Un beso enorme y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  4. ¡Qué buen sueño, Chari!
    Está genial eso de despertarse riendo, eso quiere decir que vas a tener un día estupendo.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sue. Pues por ahora me está yendo bastante bien... pero es que la Navidad a mi me pone de muy buen humor. Un besote

      Eliminar
  5. ¡Que bueno el sueño! Yo también tengo a veces sueños extraños que recuerdo perfectamente después, así que te entiendo jeje.

    Gracias por compartirlo ^^

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerme y por comentar. Me alegra que te haya gustado, me he divertido mucho. Mil besos

      Eliminar
  6. Pues me he contagiado, y tu divertida narración me ha hecho reir. Parecía una película de dibujos animados y muy en el contexto de esta época navideña de compras y carritos llenos. Empieza muy bien el día, felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya hecho reír, es un modo estupendo de empezar la mañan. Y es verdad que parecía una peli de dibujos... o una de cine mudo. Gracias por pasarte y por tu comentario. Besos

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. ¡¡¡Pues ahora te toca a ti contárnoslo!!! Me alegra verte por aquí, mil besos

      Eliminar
  8. Chari, jejeje. Todavía me estoy riendo. "Sembrao" el sueño iconoclasta y tabernario, chica. Me encantó. Besitos y buen día. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, qué bueno, me encanta cómo lo has definido, Juan. Gracias por tu comentario, un beso enorme

      Eliminar
  9. Desde luego hasta te diviertes y todo jeje, me alegro, jeje, me ha gustado mucho tú forma de relatarlo.Gracias por compartir tus sueños. un beso enorme.tere

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que me divierto, sí. Y de verdad que me he despertado a carcajada limpia, la cara de la pobre mujer cuando recibía el tomate era todo un poema. Un besote, Tere

      Eliminar
  10. I see no sense in trying to analyze your dream or assign it a meaning, Chari. I agree with Sue. You awoke laughing, so have a wonderfully cheerful day! Kisses!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por ahora está siendo bastante buen día, Paula, no me puedo quejar. Me alegra teneros a todos aquí, eso también me pone de muy buen humor. Un beso enorme

      Eliminar
  11. Yo no he recordar algún sueño por un tiempo, pero yo sé lo que quieres decir acerca de los sueños vívidos. La mayoría de los sueños que pueden recordar al despertar han sido generalmente buenos o algún tipo de aventura raro. Gracias por compartir la suya, y les deseo, querido amigo hermoso día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mío ha sido las dos cosas, raro y divertido. No suelo acordarme a menudo, pero cuando lo hago es muy divertido. Un gran beso, Cindy

      Eliminar
  12. Hola. qué suerte que recordabas tu sueño con tanto detalle. Nunca consigo recordar mis sueños... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no los recuerdo todos, pero cuando lo hago, son como películas. Es muy entretenido, aunque desde luego son rarísimos. Un beso, Marta, gracias por tu comentario

      Eliminar
  13. Te explicare lo que significa tu sueño:

    La bombilla grande como una sandia, es la necesidad de mostrar al mundo un enorme secreto que escondes y te pesa mucho. Eso también queda simbolizado en los tremendos esfuerzos que tienes que realizar con el carro para subir la rampa. Cuando accedes al final del piso, te vuelves a encontrar con la señora que no es otra que tu conciencia. Por cierto, el ensuciarse con mermelada, no hace más que volver a demostrar lo sucia que te sientes por guardar ese secreto…






    ……….NOOOOOOO, es todo broma, no tengo ni idea de interpretación de suelos, pero mira, me ha salido también la vena chistosa…Jajajaja. Perdona por la ocurrencia.
    Me ha gustado tu entrada.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Te ha quedado estupendo!!! Muy freudiano, me ha encantado tu ocurrencia, así que nada de pedir perdón. Si mi conciencia tiene ese careto... voy apañada, jajaja. Me he divertido mucho con el sueño y ahora he vuelto a reír con tu comentario. Mil gracias y un montón de besos

      Eliminar
  14. Jjajajjajajja Chari, yo más que un sueño, lo llamaría pesadilla, porque que una señora te persiga por un supermercado cuando tú estás tranquilita empujando tu tráiler para comprar una superbombilla del tamaño de una sandía... Pero ya que te llevo conociendo un tiempo, entiendo que todo te lo tomes con ese buen sentido del humor del que haces gala. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si eso agobiaba, pero el final ha sido divertidísimo. Con lo torpe que soy yo y lo ágil que subía al carrito y luego... el tomatazo y la cara de la señora, ha sido para partirse. Mil besos, Macarena, me alegra que te haya divertido

      Eliminar
  15. Es que hay cada sueño. Creo que generalmente son surreales, con cosas tan descabelladas.
    Nunca he despertado de una carcajada, debe ser divertido.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, si que es divertido, te pone de muy buen humor, y a mi al menos me dura un montón. Espero que te pase algún día, Gildardo. Un beso enorme

      Eliminar
  16. Qué alegría empezar el día a carcajada limpia, Chari!! jajajaja. A mí también me ha pasado alguna vez y lo cierto es que resulta muy reconfortante :D

    Tu sueño habría que contárselo a alguna experta para que lo interpretara. A mí, desde luego, no se me ocurre qué significado podría tener excepto que te gusta ir de tiendas con tu amiga Anna y que no buscas problemas con nadie :P

    Gracias por las risas, aunque en esta ocasión hayan sido de madrugada para mí :))

    Un beso grande y feliz jueves!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola, Julia!! Me alegra que te haya divertido, es verdad que es un puntazo levantarse así, ayer fue un día divertido. Un beso enorme

      Eliminar
  17. Los sueños en los que te despiertas riendo son los mejores, y más si ha sido tan real. Significa que tuvo un final feliz, y un aprendizaje. Es curioso que en la mayoría de sueños nos persigue alguien.
    Tu sueño fue divertido y además con tu amiga Anna, de los que te vuelves a reír al recordar. Es una suerte divertida.

    Me gustó mucho leerte.

    Un fuerte abrazo Chari.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, Mila, estos sueños son los mejores y además ¡¡¡tan reales!!! Verlo todo con tanto detalle es alucinante. Me lo pasé muy bien y me alegra haberos hecho reír a vosotros. Mil besos

      Eliminar
  18. jajajaja Eh...perdona¡¡, pero el tomate me lo has tirado a MI desde tu terraza!!! Que últimamente estás en plan sonámbulo!!
    GGGGGRRRRR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, que bueno... ¡¡¡lo siento, vecino!!! Pero ya te compensaré, tu pásate mañana que te hago una piza, jeje. Un besito, Kike, gracias por tu comentario

      Eliminar
  19. Pues mola, a mí me gustaría soñar algo así de divertido :) me alegro de que al menos hicieras diana una vez ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que mola, sobre todo el final... la cara de la pobre mujer era un poema: cubierta de mermelada y, encima, esturreada de tomate, jajaja.
      Un beso, Holden, bienvenido a mi blog y gracias por tu comentario.

      Eliminar
    2. Me alegra que te haya gustado, María del Carmen. Besos

      Eliminar

Muchas gracias por dedicarme tu tiempo. Me encantaría que dejaras un comentario, una huella de tu paso por mi pequeño mundo, al que eres bienvenido.