lunes, 14 de mayo de 2018

¡¡No quiero hacerme grande!! (Microrrelato)


Hola a todos. Os traigo hoy este mini-relato y aprovecho para desearos un estupendo comienzo de semana. 

                            ¡¡¡No quiero hacerme grande!!! (micro-relato)





_ ¡No quiero hacerme grande! _ me dijo, entre enfadada y llorosa _ ¡¡No quiero!! _ remachó desafiante. En ese mismo momento supe que no podría hacerla entrar en razón.
Aún así intenté explicarle que no debía tener miedo ni sentirse insegura, que crecer era hermoso; que ella estaba destinada a la grandeza, a alcanzar metas importantes pero que sólo las lograría si maduraba. Fueron muchos y muy elaborados los argumentos que empleé, pero la respuesta siguió siendo la misma, un NO rotundo, categórico. No pude hacer nada, había perdido la partida mucho antes de que empezara.
Mi historia decidió no crecer y se quedó en micro. La novela en que podría haberse convertido nunca vio la luz.



                                                    Imágenes de la red. Las eliminaré del blog si el autor lo solicita

36 comentarios:

  1. Por suerte, o por desgracia, el deseo de no querer crecer suele aparecer cuando uno ya ha crecido y se ha dado cuenta de que la cosa no era tan interesante como parecía.
    A veces, los micros son mejores que las historias largas. Esta está muy bien así.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También suele aparecer cuando te encuentras tan cómodo y tan bien con lo que tienes que te dices que nada puede ser mejor. El deseo de no crecer no creo que sea bueno, pero saber lo que se quiere en la vida sí. Más vale ser un buen micro que una mala novela, ¿a que sí?
      Un beso enorme, Paloma

      Eliminar
  2. Podías haberla hecho mas larga, pero te ha quedado muy bien así.
    A veces no se quiere crecer por miedo e inseguridad pero cuando lo hacemos aunque la vida no es fácil y es dura a veces, aún así merece mucho la pena.
    un besazo y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como tu dices, crecer siempre merece la pena, aunque cuesta. Y si se está cómodo, más aún. Por suerte las historias pueden elegir. La mía se quedó en micro, jajaja
      Un besazo, Tere

      Eliminar
  3. A veces es que es mejor no crecer, que las cosas no crezcan, que la vida no vaya más allá.
    Besos de lunes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le digo a Tere, por fortuna las historias pueden elegir (al menos las mías lo hacen, van por libre) claro que a nosotros nos es más complicado...
      Mil besos, Macarena & family

      Eliminar
  4. Jajaja. A mis textos les ocurre lo mismo: no quieren crecer. Pero a diferencia de tu caso, a mí me parece bien, pues de mayores pueden volverse insoportables, jeje.
    Como todo buen micro, el quid de la cuestión está justo al final.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me parece bien, y es verdad que de mayores pueden ser intratables. Yo tengo guardada en el ordenador una novela que escribí hace siglos y se niega a que la borre, y eso que hasta ella se da cuenta de lo mala que es, jajaja
      Un besote, Josep

      Eliminar
  5. Aunque no ha crecido este micro se ha hecho grande. Da un buen mensaje. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mari Carmen. Me alegra haber podido transmitir ese mensaje. Un beso enorme

      Eliminar
  6. Muy bueno tu micro, Chari.
    Cada vez que escribo una historia (pocas veces la verdad), se empeña también en no crecer y se me queda pequeñita. Pero yo las quiero igual. A saber en qué monstruos se hubieran convertido en caso de crecer. Ojalá muchos seres humanos se hubieran quedado anclados para siempre en la infancia, nos hubiéramos ahorrado muchos disgustos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, algunos deberían quedarse en pañales... me refiero a las personas. Los micros a mi me encantan, si no fuera así no tendría tantos, te dejan expresarte y condensar mucho en muy poquito. Y tienen mucho mérito. Yo también quiero a los míos un montón.
      Un besote, Rosa

      Eliminar
  7. Los escritores tienen muchos hijos, cada uno de ellos es una historia que espera ser contada. Cuando uno de ellos se porta mal, la consecuencia puede ser la separación de la familia o, en este caso, la expulsión como un micro.

    Que tengas un maravilloso lunes por la noche, querida amiga Chari.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mas que portarse mal es que decidió por su cuenta. Y como a los hijos se les quiere como son, pues eso. Bienvenido, micro.
      Mil besos, Cindy, gracias por tu comentario

      Eliminar
  8. Quizá fuera mejor así. Ella sabía hasta dónde daba. Sólo que los padres a veces nos pasamos de necios.
    Muy linda Chari.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo. Mejor disfrutar de lo que se puede ser que empeñarse en lograr imposibles y vivir frustrados. Hasta como "madre" virtual de micros se puede meter la pata, jajaja
      Un beso enorme, Gildardo, como siempre me encanta tenerte aquí

      Eliminar
  9. ¡Ay! De novelas inacabadas están los cajones llenos. Estupendo micro. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, si fueran menos exigentes y se convirtieran en micros quizá saldrían del cajón. Mira tu por donde, mi historia fue lista, jajaja
      Un besote, David

      Eliminar
  10. Para mi sigue siendo una pequeña grandeza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! A mi los buenos micros me apasionan. Creo que tienen tanto mérito como una buena novela.
      Me alegra que el mío te haya gustado.
      Mil besos, F. Jabier

      Eliminar
  11. Jaja yo les enseñé a mis textos a no crecer, que si fueran más largos se descontrolarían y no sabría cómo ni cuándo pararlos.
    Te dejo un abrazo, Chari.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus textos están súper bien amaestrados y controlados, los bordas: me encantan tus micros.
      Un beso enorme, Julio David

      Eliminar
  12. Me encanta!! Así pasa, jajaja, si lo sabré yo .
    Abrazo Chari querida :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síii, creo que todos los que andamos por aquí hemos tenido algún "hijo" que se nos ha vuelto díscolo, jeje
      Mil besos, Diana, gracias por venir

      Eliminar
  13. (Mecagoenbloggeryatresveceshepuestoelcomentario.com grrrrrrrr)
    Decía que micro a micro te van convirtiendo cada vez en mejor relatadora, así que paso a paso y tiempo al tiempo. Yo tengo mi confianza en tu escritura.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, a mi me pasa también a veces, jajaja
      Gracias por no rendirte y dejar tu comentario que, además, es precioso.
      Un beso enorme, Esther

      Eliminar
  14. Estupendo micro Chari, el giro final me ha encantado. No todo lo bueno en literatura tiene que ser largo y denso, también los micros y los relatos cortos tienen derecho a ser leídos, jeje.
    un abrazo, Chari.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que tienen derecho a ser leídos. De hecho, a mi me encantan los micros, tanto escribirlos como leerlos. Tienen una magia especial
      Un beso enorme, Ziortza

      Eliminar
  15. Un final con sorpresa, Chari jajajaja. Desde luego yo creo firmemente que los textos tienen su propia vida y, a veces, eligen su final, su extensión y hasta su argumento pasando por encima del autor. Parece que el tuyo lo tiene claro, ha nacido con vocación de micro :DD

    Me ha encantado, te ha quedado de lo más original :))

    ¡Besitos a montones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de tener claras las cosas lo pone todo muy fácil, jeje.
      Me alegra que te haya gustado, Julia. Un besote

      Eliminar
  16. Bien por los peques,... de mayores, a veces, se ponen insoportables!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso me gustan tanto los pequeñines, jajaja,que bueno.
      Un beso enorme, y gracias por leer y comentar

      Eliminar
  17. Hola, Chari. Divertido relato, breve pero con mucha fuerza. Me pillaste por sorpresa. He de decir que, en mi caso, suele ser al revés: tienden a querer crecer.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado y te haya divertido, Ricardo. Yo soy más de micros, cuando algún relato quiere crecer se me pone tonto y al final paso de él, jeje
      Mil besos

      Eliminar
  18. Pues más vale poco bueno que mucho malo.
    Tu micro creció justo lo que tenía que crecer, por eso, te quedó fantástico.
    Me gustó la naturalidad con la que percibí redactaste.

    Un beso, Chari.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, como se suele decir, menos es más. Me alegra un montón que te haya gustado.
      Besos, Mila

      Eliminar

Muchas gracias por dedicarme tu tiempo. Me encantaría que dejaras un comentario, una huella de tu paso por mi pequeño mundo, al que eres bienvenido.