viernes, 11 de marzo de 2016

¿¿Acaso fue un sueño??

Este es un microrrelato con el que participo en el concurso MICROFANTASY III de la comunidad El Círculo de Escritores. Espero que os guste.

¿¿ACASO FUE UN SUEÑO??

            Tras un largo paseo por el parque, me senté bajo el algarrobo, mi árbol favorito, y apoyé mi espalda en su rugoso tronco. De niña, dejaba en su base pequeños tesoros para que los encontraran las hadas. Estaba convencida de que la entrada a su mundo debía de estar allí mismo. Podría jurar que incluso las había escuchado hablar.
 
            — Mira, es la humana. Ha regresado.
    Vuelve constantemente porque adora este lugar. ¿Recuerdas cuánto le gustaba jugar con nosotras?
            — Sí, claro, siempre nos dejaba regalos: botones, cristales pulidos, caramelos...
            — ¿Seguirá creyendo en la magia?
            — Seguro que sí. ¡Llamémosla a ver si aún es capaz de oírnos!
            — ¡De acuerdo! Agitaremos fuerte nuestras campanillas, a la de tres. Una, dos... ¡tres! ¡Tilín, tilín! ...  ¡Tilín, tilín!...
 
            ¡¡Me había quedado dormida!! El sonido del móvil me despertó y,  justo en ese momento, se quedó sin batería.
            Iba a marcharme cuando recordé que llevaba una bolsa de chuches para mis sobrinas. Saqué unas pocas y las dispuse junto al tronco, como un pequeño homenaje a las hadas que iluminaron mi infancia.
Me disponía a levantarme cuando escuché un débil sonido:

            ¡Tilín, tilín, tilín! ... 

            El móvil permanecía en mi bolso, apagado.
 


Imágenes de la red. Las eliminaré del blog si el autor lo solicita.






66 comentarios:

  1. Qué bonito relato, Chari, a mí también me encanta el mundo de las hadas, que también forma parte del mundo de mis sobrinas (chuches incluídas) y que ellas me contagian.

    ¡Te deseo mucha suerte, hadita! ;-)
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso, soy yo quien ha contagiado a mis sobrinas, tanto en lo de las hadas como en lo de las chuches, jajaja. El mundo de la fantasía ha estado conmigo desde siempre, me alegra que te guste este relato que es especial para mi.
      Un beso enorme, Chelo

      Eliminar
  2. Muy bonito y emotivo ese mundo de la llamada de las hadas . Un abraza que tengas suerte en el concurso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, Mamen, es un mundo precioso y me gusta poder compartirlo. Mil besos

      Eliminar
  3. Precioso relato. Chiquitín y delicado como esas hadas amigas que te conocen y siguen confiando en que tú no las olvidaste.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Francisco, me alegra compartir esta magia con vosotros. Mil besos

      Eliminar
  4. Hola Chari. ¿Podría yo también llevarles algunos caramelos? Gracias. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Por supuesto, Luy!! Tus caramelos (y comentarios) son siempre bienvenidos :)
      Un beso enorme

      Eliminar
  5. ¡Creo en las hadas! ¡Creo en las hadas! ¡Creo en las hadas! ¡Aplaudid! Jejejejejjee. Precioso cuento, Chari. Nunca dejemos de creer en las hadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso... ¡¡¡aplaudid!!! Creer en las hadas mantiene joven el alma :)
      Mil besos, Eva

      Eliminar
  6. Corto pero muy muy intenso. Espero de corazón que tengas suerte. un beso enorme. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, Tere, me costó ajustarme a las 200 palabras que exigen en el concurso, pero me he divertido un montón.
      Un beso enorme

      Eliminar
  7. Precioso Chari!!!!!! Yo también dejaba cositas en la parte baja de un manzano de la finca, uno en concreto lleno de nudos y con un agujero.
    Un besito y suerte en el certamen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Qué bien, Gema!! Mi algarrobo era también mi árbol especial, creo que todo niño debería contar con uno. Mil besos

      Eliminar
  8. Precioso Chari, con mucha magia!!!
    El mundo de la imaginación y de los sueños.
    Besitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, un placer compartir mis sueños con vosotros.
      Mil besos,Irene

      Eliminar
  9. Hola querida amiga Chari, muchas gracias por compartir este sueño maravilloso con nosotros. Nunca he dejado de soñar con hadas, ya que vienen a la vida cada vez que escribo sobre ellos, por lo que en la imaginación y en los sueños que nunca han dejado. Escribí otro cuento anoche sobre una princesa elfo. Que tengas un gran día.
    Me encantó la historia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que vuelven a la vida cada vez que se escribe sobre ellas, viven en nuestros sueños.
      Un beso enorme, querida amiga, me alegra que te haya gustado.

      Eliminar
  10. ¡Qué lindo! Me encantan las hadas y estas tuyas me han chiflado.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te hayan gustado mis hadas, Sue, un placer compartirlas con vosotros. Un beso enorme

      Eliminar
  11. Tú te me haces una de esas personas dulces y luminosas que nunca dejan de creer en la magia, Chari. Te deseo mucha suerte y muy buen fin de semana.

    Besos!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Fer, es verdad que la magia me ha acompañado siempre, y me ha gustado compartirlas con mis sobrinitas.
      Un beso enorme

      Eliminar
  12. Siiii!!!! Eran las hadas seguro!!! ;)
    Precioso Chari, mucha suerte!!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado mi relato, Flora, lo he escrito con mucho cariño. Mil besos

      Eliminar
  13. Thank you, Chari, for sharing a very nice little excursion into something aside from the daily routine. A visit to the park can be a visit with the fairy world, if you believe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creer es lo que marca la diferencia. Si estás dispuesto a creer en la magia, seguro que la encuentras.
      Mil besos, Paula

      Eliminar
  14. Me encanta tu imaginación aunque no soy de estilo fantástico, pero te leo y te aplaudo.
    BEsitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, amiga, me alegra que te guste. Un beso enorme

      Eliminar
  15. Hadas agradecidas y con memoria. Ojalá todas fueran así. A las que no soporto es a las hadas malas y envidiosas. Nunca les dejes chuches a esas.
    Un relato precioso, Chari. Mucha suerte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis hadas son siempre geniales, nunca me he encontrado con ninguna mala, ni siquiera en mis cuentos...
      Me alegra que te haya gustado, Rosa, escribí el micro con mucho cariño. Mil besos

      Eliminar
  16. Un micro precioso, Chari. Lo que más me ha gustado de tu protagonista es que a pesar de que ya no es una niña, sigue creyendo en un mundo de fantasía habitado por hadas. ¡¡Es justo que reciba su recompensa en forma de tintineo!!

    Entrañable, muchísima suerte en el concurso, guapa :)

    Besos de viernes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste, Julia, en especial esa protagonista porque tiene mucho, mucho de mí :)
      No te preocupes por lo del +1 y compartir, a mi a veces también me pasa y me tengo que ir a alguna comunidad donde esté publicado para poder compartirlo. Hay días que google+ va como le da la gana :(
      Un beso enorme

      Eliminar
  17. Seguro que fueron las hadas que te pedían los dulces. el mundo de la magia también existe.
    Bonito micro Chari, con mucha imaginación.
    Suerte en el concurso.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que mis hadas son tan golosas como yo, me las imagino comiendo regalices rojas, jajaja
      Mil gracias, Mila y un beso enorme

      Eliminar
  18. Muy dulce Chari,
    Esos recuerdos alrededor de las fantasías de una niña, ahora ya adulta, ese seguir soñando que las hadas existen y que seguro que existen si ella se lo propone.
    Eso sí...lo de las chuches me ha hecho sonreír.
    Suerte en el concurso
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me han fascinado las hadas... y las chuches, así que normal que combinara ambas pasiones, jeje.
      Un beso enorme, Conxita, y mil gracias por tus buenos deseos

      Eliminar
  19. hola! en verdad eres unapersona magica no solo por tus gustos sino por tus ganas de compartirlos con el corazon en la palma de la mano. gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias a ti por este precioso comentario, me ha llegado al alma. Un beso enorme

      Eliminar
  20. Me encanta, dulce tierno y mágico. Una preciosidad. Mucha suerte. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, Mariola, porque lleva mucho de mi. Un beso enorme y gracias por tus deseos

      Eliminar
  21. Saludos Chari, muy bonito tu relato. Parece que no fue un sueño, sino que una mágica realidad. Éxitos y bendiciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese hubiera sido un precioso título para el relato, Mery: "Una mágica realidad". Mil gracias por tu visita y por tu comentario. Un beso enorme

      Eliminar
  22. Hola Chari. Es un relato muy dulce. Ojalá la magia estuviera más presente en nuestras vidas. Me ha gustado mucho. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, José R. Me alegra que te haya gustado el relato, es verdad que con algo más de magia, con algo más de fe, las cosas podrían ir mucho mejor. Un beso enorme

      Eliminar
  23. Tilín tilín tilín Chari, un entrañable micro que me deja sonriendo, y no sólo por el atracón de chuches que se van a dar, sino porque la protagonista no ha olvidado que una vez fue niña y creyó en esas cosas :)

    ¡Un abrazo y suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, JC. Qué bien haberte hecho sonreír. Creo que es bonito conservar (aunque sea muy en el fondo del corazón) la fe en las cosas que llenaron de alegría la infancia, en este caso, la fe en las hadas, en la magia.
      Me alegra que te haya gustado. Mil besos

      Eliminar
  24. ¡Qué dulce, Chari! Es muy hermoso.Tal vez ahora vaya más a menudo al algarrobo para escuchar ese "tilín, tilín". Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, Ana Lía, recuperar aunque sea por unos instantes un pelín de esa magia que vivimos en la infancia siempre es bonito. Un beso enorme

      Eliminar
  25. Bueno, con tal de que le haya gustado, no importa tanto que haya sido un sueño. Lo importante es que fue feliz al saberse acompañada por las hadas. La magia de la infancia y sus múltiples realidades, se niegan a desaparecer en las personas que saben soñar.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me niego a que desaparezcan. Cuando era niña (hace siglos, vaya) me enamoré de las hadas y de Peter Pan y, como dice la canción, cuando entrego mi corazón es para siempre.
      Un beso enorme, Julio David

      Eliminar
  26. Es muy lindo Chari, te deseo mucha suerte en el certámen :) las hadas y demás criatura faéricas tienen una cosa maravillosa y es que es sólo mencionarlas y ya vuela nuestra imaginación, aunque sea solo un poquito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi las hadas siempre me han traído recuerdos de mi infancia, y de los cuentos que me contaban mi abuela, mi tía y mi madre. Me gusta mantenerlos vivos en mi corazón.
      Mil besos, Holden

      Eliminar
  27. Fantástico relato, compañera. ¿Realidad o sueño? ¿Lo llegará a saber nuestra protagonista?
    Mucha suerte en el concurso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya gustado, Bruno. Yo creo que la protagonista, a pesar de la edad, sigue creyendo en la magia... ¿a que sí? :)
      Un beso enorme, compañero.

      Eliminar
  28. Entrañable relato que nos devuelve a nuestra infancia, cuando creer en las Hadas era lo más normal del mundo. Ahora, como dicen en mi tierra, yo no creo en las Hadas... pero "habelas hainas". Un saludo Chari.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado el relato, Jorge. La infancia, que es la edad de la inocencia, es el momento de creer. En todo: hadas, duendes, Papá Noel, los Reyes Magos... yo he querido mantener un poco de esa magia en mi protagonista.
      Un beso, y mil gracias por tu comentario

      Eliminar
  29. Me ha gustado mucho, Chari. Hay ocasiones en las que me encantaría oír un ¡Tilín, tilín, tilín! arrastrado por el viento. Aunque me considero un hombre que cree que, muchas veces, la magia se halla en las pequeñas cosas de la vida ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo, como tú, que la magia está en las pequeñas cosas cotidianas... como en los cuentos que les contaba a mis sobrinas y que inspiran este y otros muchos. Me alegra que te haya gustado, Ramón. Un beso enorme

      Eliminar
  30. Cada vez, estoy más y más convencida de que la magia existe. Un beso preciosa niña Chari

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Claro que existe!! Solo hay que saber mirar...
      Un beso enorme, Mercedes

      Eliminar
  31. Un día les pondré chuches yo también. ¡Quiero oírlas!
    Muy bonito el relato, Chari. Y super tierno.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A las hadas les encantan las chuches, en especial las regalices rojas :)
      Mil besos, Sue, espero que puedas escucharlas

      Eliminar
  32. Precioso relato, no lo había leído, pero me ha encantado. Yo también tenía una entrada al mundo de las hadas.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada como la infancia, la magia es más visible entonces, y en todo encuentras un pasaje al mundo de las hadas.
      Un beso enorme, María, me alegra que te haya gustado

      Eliminar
  33. Entrañable micro, Chari, donde la realidad ya forma parte de la imaginación, pues el corazón no entiende de lógica, por eso la magia traspasa esa frontera y nos devuelve la inocencia y la niñez.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado el micro, Estrella, lo escribí con mucho cariño. Todo lo que habla de hadas me llega al corazón de una forma especial, desde niña.
      Mil besos

      Eliminar

Muchas gracias por dedicarme tu tiempo. Me encantaría que dejaras un comentario, una huella de tu paso por mi pequeño mundo, al que eres bienvenido.